24 de junio de 2009

Del género y la incomprensión 2

Ella transita por las líneas paralelas y curvas que un día se volvieron un poco circulares, sin principios ni llegadas.
Él la sigue mirando ir y volver, andar a campo traviesa, tropezarse una y otra vez con la misma piedra con plena intención.
Ella perdió el registro de lo que alguna vez fue él para ella. Va y viene, y se tropieza con cierta frecuencia con piedras y fisuras que le suenan conocidas, a veces lo nota en la distancia, pero decide acercarse igual, y cuando se da cuenta ya es demasiado tarde. Ella no lo recuerda del todo, pero sabe que no lo quiere de vuelta, no en el mismo lugar de siempre.
Él sigue firme. No emite palabra, sus oídos tampoco acusan recibo. Cree que si permanece en el mismo lugar, ella alguna vez volverá a pasar por ahí y todo volverá a ser como antes.
Ella sabe -con una certeza que parece apabulladoramente absoluta- de algunos de los caminos por los que ya nunca más transitará.

8 pinceles hicieron su aporte:

Cuarto tonto dijo...

Un tango Marian, un tango. La verdad muy lindo. Saludos.

Melina dijo...

Muy lindooo, muy lindooo!!!!! me produjo esa mezcla de placer y miedo que provoca en mí el sentir que,de alguna manera, estoy leyendome en las palabras de otro :)

Mi persona dijo...

Qué incómodos son esos caminos circulares que la dejan a una mariada.

insanefranz dijo...

Como absoluta perdedora del registro y la orientación, y portadora de efímeras respuestas rotundas, puedo decirle que me gustó y mucho volver a identificarme en sus palabras.
Que suerte que volvió!! Extrañábala.
Besos muchos.

Mariana dijo...

Cuarto: ni tanta nostalgia, ni tanta melancolía... solo la justa y necesaria.

Meli: :o Aunque te leas en las palabras de otro, nunca te olvides de pronunciar las tuyas propias!

Tu persona: En realidad una se marea solamente cuando se para y baja. Mientras estás en el baile, bailás.

Insane: Es bueno saberse extrañada. Un gusto contar con su presencia una vez más.

Bissous

ire dijo...

Ella no lo recuerda del todo, pero sabe que no lo quiere de vuelta, no en el mismo lugar de siempre.


AUCH esa parte.
que lindo escribís Marianita

Animoc dijo...

Y si, nunca volvemos al mismo camino si son paralelos o perpendiculares, de los circulares ni idea.

evange dijo...

De vez en cuando doy un paseo por acá...
esta vez me encuentro con ese sitio de la palabra de otro, que es espacioso y habitable... yo todavía lo recuerdo, pero no lo quiero de vuelta, no en el mismo lugar de antes...
gracias por esto mariana
eva

 
 
Copyright © Retratos u Obsesión
Blogger Theme by BloggerThemes Design by Diovo.com. Premium Wordpress Themes | Premium Wordpress Themes | Free Icons | wordpress theme
Wordpress Themes. Blogger Templates by Blogger Templates and Blogger Templates